AÑO 2022. DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MÁGICA, LA PAZ REINÓ DURANTE LARGOS AÑOS. AQUELLOS QUE LUCHARON EN LA GUERRA CONTRA EL MAL, HICIERON SUS FAMILIA Y ACTUALMENTE SUS HIJOS SE ENCUENTRAN ESTUDIANDO EN HOGWARTS DE MAGIA Y HECHICERÍA.
TODO ERA PAZ, HASTA QUE REGRESÓ BELLATRIX LESTRANGE, QUE VOLVIÓ DE ENTRE LAS SOMBRAS FINGIENDO SU MUERTE Y ADUEÑÁNDOSE DEL MUNDO MÁGICO Y MUGGLE, HASTA DE HOGWARTS. UN NUEVO DIRECTOR REINA EN EL COLEGIO VOLVIENDO TODO A SU ANTOJO, TOQUES DE QUEDA, LOS SLYTHERIN Y MORTÍFAGOS SON DUEÑOS DENTRO DEL COLEGIO. LOS VAMPIROS SE HAN UNIDO A LA CAUSA Y AHORA ALGUNOS ESTUDIAN EN HOGWARTS, TODO PARA ACABAR LO QUE UN DÍA EL SEÑOR TENEBROSO NO PUDO TERMINAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Lun Abr 11, 2016 7:55 pm.
Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Jue Feb 05, 2015 5:49 pm por Invitado

» onceuponarebith. [Elite]
Lun Nov 17, 2014 7:27 am por Invitado

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Sáb Oct 25, 2014 7:38 am por Invitado

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
Miér Oct 01, 2014 1:54 pm por Invitado

» Only need the light when it's burning low
Lun Sep 29, 2014 5:25 pm por Calliope A. Nott

» ¿Quieres rolear?
Dom Sep 28, 2014 10:26 am por Ethan N. Schwart

» Registro de empleo
Lun Sep 01, 2014 3:33 pm por Idris Biersack

» Registro de habilidades/razas
Lun Sep 01, 2014 3:32 pm por Idris Biersack

» Registro de Boggart
Lun Sep 01, 2014 3:26 pm por Idris Biersack



•00455•
•00040•
•000355•
•00100•



(32/40)
Staff
Staff
Chloé Benoit


Perfil ▲
▲ MP
Lily Potter

Perfil ▲
▲ MP
Rose Weasley


Perfil ▲
▲ MP
Katherine Queensy


Perfil ▲
▲ MP
Credits
Tanto las IMAGENES, DISEÑO e INFORMACIÓN, pertenecen a FINITE-INCANTATEM. Las primeras fueron obtenidas de Tumblr, We Heart It, DeviantART, Google y PotterMore.
La información fue obtenida de PotterMore y harrypotterwiki.
El foro fue basado en la saga de J. K ROWLING, y basado en las creaciones de la ADMINISTRACIÓN DEL FORO.
Agradecemos a los aportes de SourceCode y ForoActivo
Por favor digan NO al PLAGIO

This happens when there's Free Time.

Ir abajo

This happens when there's Free Time.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 12, 2014 1:48 pm


This happens when there's Free Time


JuevesΘ 11:20 am Θ Lago Negro  Θ Fred Weasley

Las pocas maravillas que pueden presentarte en un día, acababan de sorprender a la rubia. El día se encontraba demasiado brillante por las lluvias del día anterior, el aire extremadamente despejado y ella con la mejor de las frases en sus oídos, dichas por la profesora de Astronomía: ‘Puede retirarse ya que terminó así de rápido.’ ¿Extraño no? Daba lo mismo, se encontraba internamente alegre de poder salir del aula sin la necesidad de tener que encontrarse sentada en una silla dura toda la hora de clase por haber acabado tan rápido las peticiones del profesor. Seguramente era porque se encontraba con águilas azules que había tenido la posibilidad de sobrevivir al calvario de susurros constantes entre unos y otros. Le gustaba la asignatura, pero si le daban la posibilidad de irse más temprano, no era algo que iba a desaprovechar. Se sentía estúpidamente inteligente, y también podía asegurar que cuando llegara a la Sala Común más de alguno haría bromas insulsas sobre el asunto. – Tengo que mejorar mi rostro de: No me molestes. – Se susurró a sí misma, sin dejar de mover sus piernas a lo largo de pasillos, de escaleras. Tenía una buena cantidad de horas por delante, sin nada que hacer. Interesante.

Que la dejaran salir era una cosa, ahora había que descubrir qué hacer para pasar el tiempo muerto. Quería tranquilidad, silencio y sabía que incluso no lo conseguiría en los jardines. Bufó sonoramente y con un movimiento de varita redujo sus cosas para guardarlas en el bolsillo interno de su capa para sentir mayor comodidad al caminar y comenzó a caminar en dirección a la puerta principal. Los pasillos se encontraban casi por completo vacíos, algunos niños menores fuera de las aulas, algunos profesores. Los primeros bajaban el rostro como si un chacal se les hubiera cruzado por delante, nunca se había preguntado cuánto terror podían sentir los niños por una mirada gélida de una serpiente mayor. Simpático, no lo podía negar, era interesante verlo. En cambio, los profesores pasaban a su lado y con gesto de curiosidad la observaban pero no la detenían, era prefecta, y además, pocos realmente le hablaban por que sí. A ella poco le importaba, simplemente seguía su camino como si no los hubiese mirado, la importante tarea era salir y dejarse enceguecer por el brillo del día, y por las sombras calmas que le regalaría el lago negro cuando llegara a él. Tiempo libre, siempre aprovecharlo en lugares donde mucha gente no se presenta, y donde hay una infinidad de piedras a las que observar. Sí, un curioso e interesante panorama para dormir la siesta.

Había sido rápido, y bastante silencioso. Salir no era complejo cuando era de día, todos podían tener importantes razones para salir, y ella fácilmente podía decir qué había pasado realmente. Al momento de llegar al lago negro, se dio cuenta cómo las piedras grises de la orilla recibían el sol. Isabelle se quedó unos segundos quieta, mirando qué hacer en esos momentos, si tirarse en el césped que en esos momentos tocaba, bajo la sombra de un enorme árbol de ramas gruesas, o simplemente avanzaba hacia el agua. No se dio muchas vueltas en pensarlo, ella misma se sacó su propia capa a pesar de las temperaturas bajas de un sol brillante que realmente no calienta, y se sentó sobre ella en las raíces del árbol que se encontraba a su lado. Pues al final, sin importar qué, el exceso de luminosidad no siempre le hace bien a las serpientes.
Credits to Rapture


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: This happens when there's Free Time.

Mensaje por Fred H. Weasley el Jue Feb 13, 2014 3:32 am

Había sido una mañana sorprendente. No por el hecho de que pasara nada trascendental, sino más bien porque había amanecido. Con eso ya bastaba ya que hacía noches que ya no sucedía, debido al frío invierno, no había luz solar perceptible. Sin embargo, luego de tantas lluvias y tormentas, nevadas y demás, aquel día había cambiado drásticamente. El mal clima se había detenido, dando paso a un sol radiante pero engañoso que no calentaba y solo alumbraba. Una brisa constante y perseverante soplaba con regularidad, fría como el agua. Las nubes se habían disipado sin embargo, dejando claro que por el resto del día o al menos el momento aquel, no llovería.
.  .  .
Ante aquel día esplendoroso, en semanas, Fred se había rehusado a ir a clases. No es que fuera una gran excusa, pero teniendo en cuenta de las que se valía durante la mayoría del tiempo, hasta era creíble y lógica. Imagínate. Por ende, apenas los primeros rayos de Sol se filtraron por sus cortinas de dosel despertándolo. Supo al instante, que ese día, se lo tomaría libre. Aunque significara su millonésimo castigo en el año y significara tener que soportar trabajo pesado o la maldición cruciatus. Aquellos malditos con su régimen, no iban a descolocarlo de sus idas y venidas ni iban a decirle que hacer. Por lo tanto, continuó durmiendo una hora más, perdiéndose en teoría, el desayuno del castillo.
Una vez se logró levantar y desperezar, ya cambiado, salió de su sala común. Recorrió los pasillos y corredores de la escuela. Descendió por los peldaños de las escalinatas y escaleras cambiantes. Finalmente llegó a la planta baja y allí solo tuvo que bajar hasta las mazmorras y las bodegas, para entrar a las cocinas y pedirle a los amables elfos si le daban algo de comer. Sabía por su padre como y donde se accedía a las cocinas. Un dato que desde primer año había agradecido cada vez que tenía hambre. Ya prácticamente todos los elfos lo conocían y él a ellos.
.  .  .
Ya desayunado, ascendió a la planta baja. De cara al recibidor se acercó hasta las puertas de roble inglés que eran de doble hoja. Simplemente magníficas y eso que eran dos simples puertas. La entrada principal al gran castillo. Cerró los ojos y dejó que el aire que se filtraba por las hojas abiertas de par en par durante el día, se filtraran en sus fosas nasales. Hermoso y embriagante aroma a… libertad. De repente, unas ganas totales y abrasadoras de salir al exterior le invadieron. Se encaminó hacia fuera, mientras poco a poco, un gran alboroto se hacía audible. Tuvo que terminar de salir al exterior y caminar unos cuantos metros antes de identificar bien que sucedía. Gritos, quejidos, maldiciones, insultos y golpes eran los que se oían. Tuvo que caminar otro trecho más, hasta una elevación para poder avistar que era lo que sucedía.
En cuanto lo vio todo, su ceño se frunció. Cuatro alumnos de quinto en adelante, se entretenían con dos chicos de Hufflepuff que no pasaban de segundo año. Un niño y una niña.
Enfadado con la situación saltó hacia delante y luego echó una carrera hasta el grupo, varita en mano. —Hey hey hey! Ya basta, dejadles en paz…— exclamó hacia los cuatro vagos que se encontraban en plena situación de abuso de dos pobres pequeños que más que probablemente no les habían hecho nada. —Ay, pero si es Weasley, el que ya perdió tres tíos…— estalló uno con voz melosa, haciendo que le hirviera la sangre a Horus. —No te metas en est…— comenzó a decir cortante en segundo, pero se vio interrumpido por la maldición que había salido de la varita del castaño directo hacia quien antes se había intentado burlar de él. No duró tanto la sorpresa que ya estaban los otros tres, varita en mano apuntándole al pecho. Pero Fredward no era un novato ni un inútil y de un rápido movimiento de varita hizo salir despedido a otro. Mientras que al mismo tiempo saltó hacia un lado esquivando dos maldiciones que le iban directo a la cabeza.
Se puso de pie en un saltó y llegó a conjurar un protego antes de que una nueva maldición le diera en el tórax. Y finalmente de un encantamiento aturdidor, tumbó al tercero. —Lárgate antes de que se me antoje practicar tiro al blanco en tus nalgas, inútil…— masculló con el rostro desencajado y una mirada furiosa, el Gryffindor. Realmente enardecido.
La serpiente no se hizo de rogar y echó a correr en vista de que no tenía muchas chancees. Si no habían logrado abatirlo cuatro a uno, tres a uno. Cabeza a cabeza era un suicidio, y eso lo sabía. El castaño, aun con la sangre hirviendo se agachó cerca de los dos pequeños mirándolos a los ojos. Comprobó que estuvieran bien y los envió directo a la enfermería. No sin antes decirles lo valientes que eran y que no tenía nada de malo sus orígenes o su posición adquisitiva familiar.
Ya erguido, una sonrisa, amarga y triste, se le escapó. Le hicieron acordar a su pequeña prima Lily y a Hugo.
Soltó un bufido eliminando aquella idea de su cabeza y siguió su camino, hecho una furia.
.  .  .
Sus pasos eran dados solos, sin consciencia de a dónde se dirigían. Mientras su boca iba profesando insultos y maldiciones a diestro y siniestro. Por alguna razón, la voz burlona, el recuerdo de sus tíos, todo, le habían desquiciado. No respondía de si. Caminaba como si la vista la tuviera nublada, no sabía a donde, y aun así, caminaba. Finalmente, cuando hubo terminado de insultar a la tátara abuela de uno de aquellos bravucones levantó la cabeza, al sentir algo frío recorrerle como un escalofrío, originado en sus pies. Era agua. Estaba en el lago. —Mierda, y ahora me mojé…— gruñó aún más enfadado si podía ser posible y continuó andando, esta vez más consciente de por dónde iba.
Por fin, a unos veinte pasos, pudo notar que había llegado a su sitio favorito del lago. Era donde, desde tercero, cuarto año siempre se juntaban los Weasley los sábados cuando querían tiempo para ellos. Eran tiempos donde no importaba nada más que reír y bromear, molestarse jugando los unos a los otros. Pero algo no encajaba, una sombra, tendida, estaba acomodada a la sombra del árbol de aquel páramo. Y aquello, irracional e injustificadamente, le enfadó en cuanto pudo notar, a diez metros, los bordes de su túnica. —¿Qué demonios haces aquí? Sabes, acabo de patearle el trasero a cuatro idiotas de tu misma casa… y quizás me apetezca patear uno más…— vociferó, destilando ira, veneno, furia y enfado. Prepotencia y aceleración, al punto que no la había reconocido, a la melliza de su mejor amiga.

siento lo pedante del show de los cuatro inútiles, pero es que quería darle una excusa para que te echara la bronca a Fred(?)



Do you dare?:


avatar
Fred H. Weasley
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.