AÑO 2022. DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MÁGICA, LA PAZ REINÓ DURANTE LARGOS AÑOS. AQUELLOS QUE LUCHARON EN LA GUERRA CONTRA EL MAL, HICIERON SUS FAMILIA Y ACTUALMENTE SUS HIJOS SE ENCUENTRAN ESTUDIANDO EN HOGWARTS DE MAGIA Y HECHICERÍA.
TODO ERA PAZ, HASTA QUE REGRESÓ BELLATRIX LESTRANGE, QUE VOLVIÓ DE ENTRE LAS SOMBRAS FINGIENDO SU MUERTE Y ADUEÑÁNDOSE DEL MUNDO MÁGICO Y MUGGLE, HASTA DE HOGWARTS. UN NUEVO DIRECTOR REINA EN EL COLEGIO VOLVIENDO TODO A SU ANTOJO, TOQUES DE QUEDA, LOS SLYTHERIN Y MORTÍFAGOS SON DUEÑOS DENTRO DEL COLEGIO. LOS VAMPIROS SE HAN UNIDO A LA CAUSA Y AHORA ALGUNOS ESTUDIAN EN HOGWARTS, TODO PARA ACABAR LO QUE UN DÍA EL SEÑOR TENEBROSO NO PUDO TERMINAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Lun Abr 11, 2016 7:55 pm.
Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Jue Feb 05, 2015 5:49 pm por Invitado

» onceuponarebith. [Elite]
Lun Nov 17, 2014 7:27 am por Invitado

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Sáb Oct 25, 2014 7:38 am por Invitado

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
Miér Oct 01, 2014 1:54 pm por Invitado

» Only need the light when it's burning low
Lun Sep 29, 2014 5:25 pm por Calliope A. Nott

» ¿Quieres rolear?
Dom Sep 28, 2014 10:26 am por Ethan N. Schwart

» Registro de empleo
Lun Sep 01, 2014 3:33 pm por Idris Biersack

» Registro de habilidades/razas
Lun Sep 01, 2014 3:32 pm por Idris Biersack

» Registro de Boggart
Lun Sep 01, 2014 3:26 pm por Idris Biersack



•00455•
•00040•
•000355•
•00100•



(32/40)
Staff
Staff
Chloé Benoit


Perfil ▲
▲ MP
Lily Potter

Perfil ▲
▲ MP
Rose Weasley


Perfil ▲
▲ MP
Katherine Queensy


Perfil ▲
▲ MP
Credits
Tanto las IMAGENES, DISEÑO e INFORMACIÓN, pertenecen a FINITE-INCANTATEM. Las primeras fueron obtenidas de Tumblr, We Heart It, DeviantART, Google y PotterMore.
La información fue obtenida de PotterMore y harrypotterwiki.
El foro fue basado en la saga de J. K ROWLING, y basado en las creaciones de la ADMINISTRACIÓN DEL FORO.
Agradecemos a los aportes de SourceCode y ForoActivo
Por favor digan NO al PLAGIO

Winterfell Falls || Fred W. II

Ir abajo

Winterfell Falls || Fred W. II

Mensaje por Invitado el Vie Feb 21, 2014 1:57 am

¿En qué estación estaba exactamente? No podía recordarlo, las estaciones en esta extraña tierra eran muy diferentes a las que teníamos en casa, Inglaterra era un eje sombrío de sempiternos cielos encapotados y lluvias constantes que no dejaba saborear la sutileza de un rayo de luz de verano ni la encantadora belleza de una nevada en invierno. El frío dominaba los terrenos por los que pasaba y la poca nieve que aún quedaba se arremolinaba en sucios montones a los alrededores de los grandes troncos de los árboles, no tenía nada que ver con la blanca pureza de las nieves de Holanda ni con los bellos bosques de Invernalia, aquel lugar donde alguna vez había conocido al que se convirtiera en mi mejor amigo.

Extrañaba Invernalia con cada uno de los poros de mi cuerpo, extrañaba también mi hogar y la calidez del seno de la patria que me había visto nacer; extrañaba la suave música holandesa que salía de las casas que nos rodeaban y a los magos y brujas libres que no tenían que ocultar sus poderes de aquellos molestos muggles que todo lo arruinaban; pero, sobre todo, extrañaba el olor de los campos de Tulipanes en Diciembre y las luces lejanas de Ámsterdam al oriente, acompañadas por el suave y siempre audible contoneo del mar.

Ahora ni siquiera sabía dónde estaba, tenía una idea bastante cercana de lo que me habían dicho el primer día que llegara a este extraño colegio. Al parecer estaba en un bosque prohibido, un lugar peligroso donde los estudiantes no podían pasearse si no querían sufrir extraños accidentes o graves castigos, si es que llegaban a atraparte; mas era el único lugar en el que podía visitar a Nymeria sin que me molestaran ojos extraños y, en días como aquellos cuando la melancolía amenazaba con vencerme y hacerme por fin regresar a casa, eran en los que más necesitaba a mi pequeña loba húngaro. Mis pies se paseaban por entre la mata de hojarasca que había en el piso casi sin hacer ruido alguno, me movía como un fantasma en la noche cerrada y recordaba las veces que mi hermano John se había reído de mí por eso, siempre me había dicho que al ser tan blanca y al tener aquel cabello rubio era sin duda la alma en pena de la familia Stark, broma que yo le había tomado muy enserio y por eso le había empezado a decir Fantasma a su pequeño lobo de piel albina, apodo que después se le quedaría como propio.

Suspiré haciendo un pequeño mohín con mis labios, no me gustaba pensar en mis hermanos mayores ya que eso suponía una carga más a mi ya de por si alterado humor. Siempre había sido la niña consentida de la casa y ahora, al estar tan alejada de todos, me sentía como un lobo acorralado lejos de su manada; algo que no se lo deseaba ni a mi peor enemigo, aunque bien podía admitir que de esos tenía un buen paquete. Tal vez me iría mejor en este extraño lugar si dejara a un lado mi faceta huraña, aunque me costaba bastante abrirme con la gente y ser algo más que una chica fría y tímida; prefería que aquellos que querían odiarme lo hicieran y ahorrarme todo el teatro de “niña bonita”, estaba harta de que las personas se dejaran llevar por mi apariencia y creyeran que se encontraban ante un angelito, menudo angelito que les saldría por sorpresa.

Las ramas comenzaron a crujir a mí alrededor y detecté unos pequeños movimientos a mis espaldas, me volví con sutileza intentando no asustar al animal que se acercaba cuando entreví entre los matorrales el pelaje oscuro de mi querida loba. Sonreí ampliamente alegre de verla otra vez e, ignorando su hocico manchado de sangre de presa, me apresuré a llegar a ella y abrazarla efusivamente, dejando que su agradable olor almizcleño penetrara en mis fosas nasales y me hiciera sentir segura de nuevo, como si estuviera en casa. –Hola Nymeria- le dije, acariciando la parte trasera de sus orejas, hundiendo con suavidad mis manos en su terso pelaje –te he extrañado- ella me escuchaba atentamente mientras sus ojos amarillos se fijaban en los míos haciendo énfasis de su clara inteligencia; sabía que ella no era una loba ordinaria y estaba orgullosa de eso, no cualquiera podría asegurar que era la protegida de una criatura como aquella.

Verla me subió el ánimo y no pude evitar soltar una pequeña risa y sonreír ante su evidente agrado por mi presencia y mis caricias, tal vez fue por ello que no me percaté de que alguien había seguido mi rastro, no hasta que el olor fue demasiado evidente y mi pequeña loba se tensó en mis brazos, comenzando a gruñir y enseñar los dientes de forma agresiva y a la vez protectora. Yo me alarmé, asustada por unos segundos de que fuera a ser algún profesor del colegio que me había cachado en una de mis rondas nocturnas, mas no quería mostrar la debilidad que tanto depreciaba. Tomé aire y, tras unos segundos de vacilación, logré pronunciar un claro: -Acércate- fijando mi vista en el mismo lugar que mi loba y sacando con decisión mi delgada varita del color de la nieve.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Winterfell Falls || Fred W. II

Mensaje por Fred H. Weasley el Sáb Feb 22, 2014 2:08 am

Era una noche cerrada, clásica del clima escocés. Como en el resto del reino unido probablemente, el cielo estaba completamente gris. Nublado al completo, con gigantescos y terroríficos nubarrones grises que cubrían todo el cosmos. Al punto, que parecían ser el mismo cielo, raso, el cual no dejaba ver la luna ni estrellas. Un efecto que podía engañar a cualquiera, menos a quien llevaba viviendo en aquel reinado desde su nacimiento.
Fred se encontraba descendiendo por los peldaños de fría piedra, del colegio de magia y hechicería más prestigioso del mundo. Iba de veraniego, por lo que la suave brisa nocturna, erizaba la piel de su cuerpo. Tenía una camiseta sin mangas blanca, entallada al cuerpo y unos pantalones largos, holgados, de color negro; a modo de pijama. Iba descalzo, por lo que el frío suelo hacia que le dieran escalofríos.
Saltó los últimos tres peldaños y aterrizó en el quieto y duro suelo. Estaba en el gran recibidor. Se puso en pie, irguiéndose de estar acuclillado y miró a todos lados. Había llegado hasta allí, sin ser detectado, que interesante. Se concentró el aire en sus pulmones se agolpó. Su cuerpo comenzó a contorsionarse. Sus músculos se acortaron, otros se estiraron, su estructura ósea al completo comenzó la conocida transformación. Finalmente su piel y vellos se transformaron. Ahogando con éxito un grito final, terminó de transformarse en un enorme tigre de bengala. Un espécimen hermoso, de pelaje suave y brillante. Ojos verde esmeralda penetrantes y colmillos marfileños. Garras filosas y bien cuidadas. Toda una bestia.
. . .
El gigantesco felino se movía con parsimonia sobre las vírgenes tierras de los alrededores al castillo milenario. Mientras sus pisadas no hacían el menor ruido, el susurro del viento acariciaba todo su cuerpo y lo refrescaba. Mientras que su pelaje lo mantenía moderadamente abrigado. Ya que era un animal de climas tropicales, no para el frío clima europeo. De hecho, lo detestaba cuando se transformaba, cuando se suponía que debería estar más abrigado.
Caminó sobre la gruesa capa de hojas caídas, marrones y amarillentas, opacas, que acolchonaban la suave tierra. En dirección al bosque. Se tardó no más de diez minutos en adentrarse en las fauces del mismo, solo. Así como se sentía hacía varios días, solo. Estuvo por llegar a un claro cuando su olfato felino, detectó un rastro conocido. Era el de una bestia, una enorme hembra, con la que nunca pudo dar caza en sus expediciones nocturnas. Parecía un lobo por sus huellas, pero más grande, su rastro era fuerte siempre, pero jamás la encontraba. Aunque aquella vez era distinto, pues el olor… era tan nítido, tan denso que desagradaba, al menos a su parte humana y racional. Se echó a la carrera detrás de ella y se sorprendió al sentir que el rastro aumentaba, no huía. Finalmente escuchó pasos y una voz. Aquello era imposible. Le hizo parar en seco. Aquel no podía ser un rastro humano. De hecho, su olor también lo detectaba y la bestia estaba muy cerca. No podía ser que no se hubiera devorado a la estudiante aun. Porque si, era una voz femenina y no parecía tan madura como la de alguna profesora. Decidió dar la cara y por fin se encontró cara a cara, con una muchacha rubia que no conocía y con aquella loba. Era simplemente magnífica. La loba gruño y lanzo una dentellada al aire. El felino respondió con un atronador rugido, digno de un macho alfa y un maullido agresivo, enseñando los colmillos y entreabriendo las fauces.



Do you dare?:


avatar
Fred H. Weasley
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Mensajes : 123
Fecha de inscripción : 06/02/2014
Edad : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.