AÑO 2022. DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MÁGICA, LA PAZ REINÓ DURANTE LARGOS AÑOS. AQUELLOS QUE LUCHARON EN LA GUERRA CONTRA EL MAL, HICIERON SUS FAMILIA Y ACTUALMENTE SUS HIJOS SE ENCUENTRAN ESTUDIANDO EN HOGWARTS DE MAGIA Y HECHICERÍA.
TODO ERA PAZ, HASTA QUE REGRESÓ BELLATRIX LESTRANGE, QUE VOLVIÓ DE ENTRE LAS SOMBRAS FINGIENDO SU MUERTE Y ADUEÑÁNDOSE DEL MUNDO MÁGICO Y MUGGLE, HASTA DE HOGWARTS. UN NUEVO DIRECTOR REINA EN EL COLEGIO VOLVIENDO TODO A SU ANTOJO, TOQUES DE QUEDA, LOS SLYTHERIN Y MORTÍFAGOS SON DUEÑOS DENTRO DEL COLEGIO. LOS VAMPIROS SE HAN UNIDO A LA CAUSA Y AHORA ALGUNOS ESTUDIAN EN HOGWARTS, TODO PARA ACABAR LO QUE UN DÍA EL SEÑOR TENEBROSO NO PUDO TERMINAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Lun Abr 11, 2016 7:55 pm.
Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Jue Feb 05, 2015 5:49 pm por Invitado

» onceuponarebith. [Elite]
Lun Nov 17, 2014 7:27 am por Invitado

» Shadow Flames || Cambio de botón { Élite }
Sáb Oct 25, 2014 7:38 am por Invitado

» Avada Kedavra -Foro nuevo- (Afiliación Élite)
Miér Oct 01, 2014 1:54 pm por Invitado

» Only need the light when it's burning low
Lun Sep 29, 2014 5:25 pm por Calliope A. Nott

» ¿Quieres rolear?
Dom Sep 28, 2014 10:26 am por Ethan N. Schwart

» Registro de empleo
Lun Sep 01, 2014 3:33 pm por Idris Biersack

» Registro de habilidades/razas
Lun Sep 01, 2014 3:32 pm por Idris Biersack

» Registro de Boggart
Lun Sep 01, 2014 3:26 pm por Idris Biersack



•00455•
•00040•
•000355•
•00100•



(32/40)
Staff
Staff
Chloé Benoit


Perfil ▲
▲ MP
Lily Potter

Perfil ▲
▲ MP
Rose Weasley


Perfil ▲
▲ MP
Katherine Queensy


Perfil ▲
▲ MP
Credits
Tanto las IMAGENES, DISEÑO e INFORMACIÓN, pertenecen a FINITE-INCANTATEM. Las primeras fueron obtenidas de Tumblr, We Heart It, DeviantART, Google y PotterMore.
La información fue obtenida de PotterMore y harrypotterwiki.
El foro fue basado en la saga de J. K ROWLING, y basado en las creaciones de la ADMINISTRACIÓN DEL FORO.
Agradecemos a los aportes de SourceCode y ForoActivo
Por favor digan NO al PLAGIO

Sangre y oro | Rose Weasley

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Scorpius H. Malfoy el Sáb Abr 19, 2014 5:23 pm

Viernes.
19:45 pm, clima templado.


La recia pierda que formaba parte de las paredes del castillo, no sólo eran frías en todo lo que conformaba el castillo, si no que parecían emitir cierto ambiente húmedo y helado en todo lo que conformaban las mazmorras. Esto obligaba a las serpientes a tener que salir de su nido frecuentemente pues, para el gusto de Scorpius, era desagradable tener el olor a humedad encima todo el tiempo sin mencionar aquella luz verdosa de las antorchas encendidas que dejaban en claro el mal gusto estético por el lugar donde tendría que ser habitado por estudiantes. Los pasos de Malfoy a penas resonaban en el suelo del castillo cuando este salió de las mazmorras tras una tediosa tarde de deberes atrasados y de aguantar la bullicio de sus compañeros y compañeras. Siempre se le había antojado la presencia excesiva de sus compañeros de casa molesta y desagradable cuando quería concentrarse en algo importante, cosa que últimamente tenía que hacer a menudo. Si bien no podía dejar de lado practica duelo y defensa en sus ratos libres en algún prado del bosque prohibido, le estaba costando trabajo mantener el equilibrio en todo lo que respecta su vida estudiantil con lo social. Últimamente el Slytherin podía decir que en esto era un desastre. No solía entablar conversaciones con nadie de su circulo cercano, pues siempre estaba ocupado, y casi no se le solía ver el pelo en el Gran Comedor charlando animadamente.

Esto último lo inquietaba un poco, pues si bien Malfoy no se destacaba por ser siquiera un poco sociable, generalmente mantenía cierto margen límite de volverse un solitario amargado. Con el rostro ligeramente ensombrecido bajo unas diminutas muestras de cansancio en su rostro, se dirigió hasta los terrenos del castillo para liberar tensiones en algún lugar seguro. Ese día, por supuesto, la mayoría de los estudiantes iban disfrutando de la primavera y todo lo que conllevaba para esas fechas y casi la mayoría de los que disfrutaban los exteriores se iban al Lago Negro a darle tostadas quemadas al calamar gigante. Scorpius estaba seguro que esa no era una dieta adecuada para una animal así, sentía cierta lástima por la bestia. El campo de Quidditch se encontraba vacío, pues ningún equipo de ninguna casa había tenido práctica a esas horas de la tarde, casi siempre preferían las primeras horas del día donde el lugar estaba iluminado.

El sol había comenzado a caer cuando se encontró al fin en el amplio campo de Quidditch para el solo, pero a la distancia, en las yardas, divisó que el equipo de Quidditch que había entrenado en la mañana habían dejado el set de bolas de juego en pleno campo abierto. El rubio en un comienzo le pareció una estupidez por parte del equipo dejar los balones toda la tarde en el campo, pero luego de sopesar un poco la situación le pareció que jugar un poco con las bludger para liberar sus tensiones no estaría nada de mal. Se dirigió hasta el baúl y sacó un bate de los golpeadores midiendo su destreza con este antes de librar una bludger que parecía ansiosa por salir a surcar el cielo con vehemencia. Alcanzó a liberarla y esta salió disparada hacia el cielo, como esperaba Malfoy, esta quiso atacarlo de inmediato, por lo cual le acertó un golpe de lleno y la mandó lejos dejando su cuerpo lleno de adrenalina con el simple golpe.



avatar
Scorpius H. Malfoy
Estudiante Slytherin
Estudiante Slytherin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Rose L. Weasley el Dom Abr 20, 2014 6:07 pm

¿Algo malo de ser la golpeadora del equipo de quidditch? Tienes más posibilidades de que la Bludger te golpee y termines en la enfermería.  Estábamos hace horas sobre la escoba volando, de aquí para allá, esquivando, atrapando, anotando y por mí lado golpeando. Gryffindor había reservado el campo por toda la tarde, y era la primera vez en mucho tiempo que ningún Slytherin o algún grupo de estudiante de otras casas había venido a sacarnos con un permiso especial de uno de los muchos profesores del lado “oscuro” si se podría llamar así, o del mismo director.  Y era la quinta vez que casi me caía de la escoba, realmente no entendía si era que la pelota era más rápida hoy, o yo que me encontraba más lenta esta tarde.  

Mi mirada se encontraba vagando sobre el campo, buscando la condenada pelota, volando y rebotando buscando una próxima vista para su ataque. Entonces pude divisarla, bastante lejos pero acercándose con rapidez hacia uno de los jugadores de mí equipo.  Tome con firmeza el palo de la escoba mientras sentía el bate rígido en mi mano libre listo para dar su golpe, me incline hacia adelante tomando impulso y lograr llegar antes que mi oponente.  Me puse delante, entre cerré los ojos, y sonreí al escuchar el brusco golpe sobre el bate de madera.  

El silbato sonó, y todos comenzaron a bajar,  y yo hice lo mismo. Cuando mis pies tocaron la tierra sentí temblar mis rodillas por un muy corto ínstate; me deje caer sobre el césped soltando la escoba a mi lado.  Luego del entrenamiento la charla para darnos ánimos le siguió, igual que la Bludger, las palabras parecían ser más prologadas de lo normal, no escuchaba nada en realidad, eran murmullos lejanos mientras mi mente se alejaba de la realidad concentrándose en las nubes que paseaban tranquilamente por el, sorprendentemente, azulado cielo, el sol ya se encontraba oculto tras el castillo, marchándose para dejarle camino a la tranquila noche.

Me junte con Chloe y James para irnos al Castillo, en la escalera principal James se fue para el gran salón y tan solo nosotras no dirigimos al séptimo piso para cambiarnos. Fue cuando me saque el uniforme del equipo para ponerme la falda y la túnica de clases que recordé sobre las bolas e instrumentos abandonados en mitad del campo de juego, me mordí el labio demasiado cansada como para ir en esos momento. Con escoba en mano me dirigí allí. Que decir, me tarde mas de lo que debía en mi camino hasta allí, sentir el aire golpeando suavemente sobre mi rostro era algo que siempre me había gustado, y una de las principales razones por las que la escoba era mi pasatiempo favoritos. Sentirse intocable, rápida, inalcanzable, lejos de todo, ya sea bueno o malo, todo quedaban  atrás. Te sentías libre.. Una sensación que hacía falta hace tiempo…

No muy lejos las altas columnas del extenso campo llego a mi visión, las banderas de cada casa flameaban por la brisa que aumentaba mas  y más a medida que la noche tomaba lugar. Pero lo que me llamo la atención de aquel paisaje era la pelota que se movía con rudeza por los aires. Arque una ceja y comencé a acercarme cuando divise a alguien cerca del equipo de entrenamiento.  Me quede en el lugar cuando reconocí su cabellera rubia. – ¿Scorpius? – dije en un susurro para mis sorprendida de verlo allí.  

Baje hacia él dudosa, ya frente a frente pude decir con certeza que estaba en lo cierto, lo que no entendí es que estaba haciendo allí. La  Bludger paso sobre nosotros con demasiada fuerza y casi suelto un pequeño grito al verla acercarse.  – ¿Te cansaste del sauce? – dije con una sonrisa divertida que desapareció al instante, arrepintiéndome luego de que salió de mis labios. – Atrapa la Bludger Malfoy, tengo que guardar el equipo. – si algo se arruinaba, seguramente nos echarían la culpa al equipo pues fuimos los últimos en utilizarlo, y no estoy de animos para un castigo sin sentido.


Última edición por Rose L. Weasley el Mar Abr 22, 2014 8:23 pm, editado 1 vez
avatar
Rose L. Weasley
Estudiante Gryffindor • Prefecta
Estudiante Gryffindor • Prefecta

Mensajes : 270
Fecha de inscripción : 12/11/2012
Localización : Lago negro

Ver perfil de usuario http://finite-incantatem.foroac.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Scorpius H. Malfoy el Dom Abr 20, 2014 8:51 pm

Uno, dos, tres. Malfoy ya había perdido la cuenta de cuantas veces le había dado a la pesada pelota, pero ya comenzaba a dolerle un poco la palma de la mano, la cual ya tenía los nudillos blancos la fuerza que ejercía sobre el bate de golpeador. Cada vez que le daba a la insistente bludger un golpe, el muchacho soltaba un sonido gutural  sintiendo la adrenalina hervirle la sangre, sin embargo el color sonrosado típico del esfuerzo físico no invadía sus mejillas aún. A ese paso, podría incluso postularme para el equipo de Slytherin, pensó para sí con una sonrisa irónica en el rostro, pues el chico sabía lo demandante que era pertenecer al equipo de Quidditch, la atención que recibía dicho equipo y estaba en claro que él no estaba dispuesto ni a invertir su tiempo en esas cosas ni en recibir atención que no quería.

El cielo comenzaba a oscurecer rápidamente pasados los minutos y a Scorpius cada vez se le dificultaba más el divisar en la oscuridad la pelota de cuero negro. Por un momento pensó que quizá lo más razonable no era tentar a su suerte y coger la bludger en su próxima embestida y guardarla con las demás pelotas de Quidditch, pero dicho pensamiento pareció disiparse mientras descubría su habilidad para atestarle fuertes golpes a la bludger una y otra vez sin fallar. Enfocaba la vista, pero realmente su sentido de la audición era el que estaba más alerta para escuchar el sonido que producía la bludger al surcar el aire, pero no es ese precisamente el sonido que invade sus oídos. Escuchó en medio del silencio la familiar voz femenina que había flagelado de su mente en varias ocasiones cuando tenía, según él, demasiado tiempo para pensar.

Prefiere creer que su nombre en los labios de aquella voz femenina no es más que una mala jugada de su mente, por lo que sacudió levemente la cabeza y se fijó que la bludger estaba a una distancia peligrosa de él, pero logró poner el bate antes de que esta le diera de lleno en el hombro. Dolió y mucho. El chico sintió que la muñeca había recibido en golpe en un mal ángulo, por lo que cambió el bate a su mano izquierda, tratando de no maldecir. Parpadea cuando ve la espesa mata de cabello rojo fuego acercarse. Aún con poca iluminación la cabellera de la Gryffindor no pasaba desapercibida, cosa que lograba fastidiar a Scorpius.

¡Sí!, me aburrí del bendito sauce.—Siseó con tono impaciente y con la mandíbula apretada por el dolor palpitante en el antebrazo. Rueda los ojos cuando la pelirroja le dice que atrape la bludger y respira pesadamente tratando de escuchar por donde viene la condenada pelota esta vez. —Aquí no estás tratando con tú equipo de Quidditch, Weasley, así que será mejor que guardes tus ordenes para ellos. —Le replica con un tono algo fastidiado, aunque no era el modo que quería tratarla, el punzante dolor ahora le estaba nublando la mente y lo tenía de mal humor. —O podrías hacer bien y explicarme como atraparla sin que termine de romperme el brazo, si fueras tan amable. Tú eres la golpeadora. —Le dijo atestando con el bate a la bludger una vez más con el brazo izquierdo, aunque esta vez no había sido un golpe tan potente, pues Malfoy era diestro, pero había alejado la pelota de la chica lo suficiente.



avatar
Scorpius H. Malfoy
Estudiante Slytherin
Estudiante Slytherin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Rose L. Weasley el Mar Abr 22, 2014 9:42 pm

El cielo comenzaba a oscurecer con rapidez,  el cálido sol que ausente había estado durante un largo tiempo nos honró con sus últimos rayos del día, dejando caer pequeños hilos de luz por todo el campo a través de las nubes.  De todas formas no importaba, Hogwarts tenía ese toque ante la penumbra del crepúsculo, su paisaje ya mágico al natural cobraba vida, podías notar detalles que durante el día pasaban desapercibidos o simplemente no le prestabas la suficiente atención, el débil pero constante movimiento del agua en el lago, la danza de las hojas de los árboles,  el pequeño rocío del césped..

Mis dedos comenzaron a jugar con el áspero tacto de la escoba en mi mano mientras miraba con atención cada movimiento que el Slytherin realizaba. Tenía un aspecto serio antes que lo interrumpiese, concentrado en la bludger loca que estaba decidida en derribarlo, sus rasgos inexpresivos miraban a la nada esperando el momento en el que devolver el golpe. Era extraño, lose, pero no me molestaba observarlo de esa forma, podía sentir el ardor en mis mejillas y el color que estas tomaban con cada pensamiento que cruzaba mi mente, en mas de una ocasión había sido dueño de mis pensamientos por más que me cueste admitirlo, pero no le veía el sentido de mentirme a mí misma en este punto.

Arquee una ceja al escucharlo, con tu tono tan prepotente - Pues estás jugando con las cosas de mi equipo.  Y aquí no estas hablando con tus “amigos” no puedes hacer lo que quieras– le replique dando unos pasos hacia él reteniendo el impulso de llevar ambas manos a las caderas como cuando era pequeña y regañaba a Fred y James. Atenta a sus acciones y comentarios deduje que algo pasaba ¿por qué? El hecho de cambiase el bate de mano sabiendo con cual reaccionaria mejor no era algo muy inteligente, y algo que Scorpius Malfoy no era, o al menos en algunas ocasiones, era tonto.

Entrecerré los ojos evaluando la posibilidad de que él se encontrara herido, y no sería inteligente ni conveniente de mi parte hacerle atrapar la bludger en ese caso.  – Córrete – acote finalmente sacándolo de donde estaba. Deje caer la escoba no muy lejos de mí y me pare recta buscando mi objetivo. En mi tiempo en el equipo había “aprendido a atraparlas” con golpes y moretones de recuerdo. El silencio invadió el ambiente, tenía las manos a mis lados, y mí vista en todos lados, la presión de sus ojos grises sobre mi hicieron que me ponga un poco más nerviosa, por alguna razón sentía que debía demostrarle que yo podía hacerlo, y bien.  Entonces apareció, lejos, acercándose a una velocidad peligrosa. Sin moverme ni vacilar me interpuse en su camino hacia el rubio nuevamente chocando contra mi pecho haciéndome caer, prácticamente sacadme el aire de los pulmones. La abrace contra mi llevándola hacia el baúl. – La próxima vez la guardas  tú – le dije mirándolo desde el suelo.  

Incline la cabeza hacia un lado observando su brazo con el que al principio se encontraba tirando y al final lo dejo de lado.  - ¿Estas lastimado? – no llego a ser un susurro, no llego a ser normal, era un intermedio de algo que quería decir y no quería salir.




you and me:
avatar
Rose L. Weasley
Estudiante Gryffindor • Prefecta
Estudiante Gryffindor • Prefecta

Mensajes : 270
Fecha de inscripción : 12/11/2012
Localización : Lago negro

Ver perfil de usuario http://finite-incantatem.foroac.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Scorpius H. Malfoy el Jue Abr 24, 2014 8:18 am

Malfoy frunció el ceño en respuesta al gesto de la chica cuando enfatizó la palabra equipo, pero más llamó su atención el de referirse a él como alguien que hacía lo que quería con sus amigos. ¿Amigos? quizá podía referirse a su primo Albus, el que a criterio de Scorpius no era alguien precisamente maleable. Prefirió no responder a eso, pues no le hacía sentido las palabras de Rose con la realidad y creyó que sólo era la respuesta hostil a un trato poco amigable.—Te recuerdo que tanto el campo de juego como el equipamiento de Quidditch no son de uso exclusivo de equipo.—Le dijo, aunque se sentía cansado como para seguir replicándole más cosas y reprocharle otras. No podía estar tranquilo así; su brazo temblaba suavemente con unos espasmos involuntarios y tenía en frente a la persona que menos le gustaría que lo viera de aquella manera.

Ya no estaba totalmente concentrado y si la bludger le daba en alguna otra parte, seguramente no aguantaría la humillación y destruiría la dichosa pelota, sólo tenía que alcanzar su varita en el bolsillo de su pantalón, el chico ya había aprendido en lo que duraba el verano a destruir objetivos con facilidad y gozaba de una perfecta puntería a largas distancias.

Trató de concentrarse y se irguió, pues se dio cuenta que se estaba encorvando en una pose que le resultaba más cómoda para soportar el dolor constante, al igual que lo solía hacer en sus entrenamientos con su tía-abuela. Se aferraba a ese recuerdo, cuando había conocido lo que era el verdadero dolor, pues el dolor que ahora sentía en el brazo no era nada comparado con la maldición cruciatus, por lo que eso lo ayudó en esos momentos a concentrarse un poco más en su objetivo. El muchacho sentía la mirada de Rose, pero no la quito ver a la cara si hasta que la vio pararse delante de él, decidida a atrapar por las suyas a la bludger. La miró con cesura mientras lo apartaba. —Si piensas que puedes llegar y...—Una punzada en el brazo logró interrumpir sus palabras y endureció la mandíbula, viendo como la pelirroja atajaba la bludger con el estomago prácticamente, sin darle paso a esta de volver a escapar.

La había derribado, por supuesto, por lo que la observó desde su postura, volviendo a erguirse cuando esta se dirigió a él. Había sido un error mirarla, él lo sabía. Estás obsesionado con ella.  Es preciso que recobres tu compostura. No debes amarla. Esfuérzate en borrarla de tu mente.—Se aconsejó a sí mismo, pues su rojizo cabello había captado su atención. Ya de por sí el cabello de los Weasleys llamaba la atención de cualquiera, pero el cabello de Rose era como fuego y tal como este, parecía tener vida. Malfoy había divisado a la hermana de Albus, pero su rojizo cabello no llamaba la atención del rubio de la misma manera.

Cuando habló la miró a los ojos, con mirada penetrante, casi como si la odiara. En estado más saludable, el chico se hubiese sonrojado, pero había adquirido un tono pálido y ensombrecido. —No finjas que te importa.—Le contestó, siempre imposible. Desvió su vista metálica de el mar de ella y se levantó la túnica para revisar el supuesto daño que le había estado molestando; su piel estaba enrojecida e hinchada en el punto que le había golpeado la bludger. —Esto es lo que provocas.—Le dijo mirándola con los ojos encendidos y la mandíbula apretada.



avatar
Scorpius H. Malfoy
Estudiante Slytherin
Estudiante Slytherin

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 15/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre y oro | Rose Weasley

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.